En Realidad, Nunca Estuviste Aquí - Amparo Garcia

En Realidad, Nunca Estuviste Aquí

Con tanto contenido que desmenuzar, se adentró en el mundillo de la crítica cinematográfica para poder ver si le hacen un poco de caso. Nos encontramos frente de los mejores actores de nuestra generación , que brilla también en películas como The Master, Two Lovers o Her, entre otras. Él lleva el peso de toda la película y consigue transmitir perfectamente la destrucción interna de Joe. Los demás individuos no son sino un fundamento para materializar la violencia de Joe, salvando a Nina. Aquí, además de experimentar con saltos en la mezcla de sonido que contribuyen al desbordamiento de la acción, coopera por segunda vez con el músico Jonny Greenwood en la banda sonora, quien contribuye un mantón que va pasando de lo latente a lo omnipresente con sutil poderío. En realidad, nunca estuviste aquí se llevó 2 premios en el Festival de Cannes –mejor interpretación masculina para Joaquin Phoenix y mejor guion para Lynne Ramsay–, pero la Palma de Oro no habría desentonado en sus manos.

Escena de «De todos modos, nunca estuviste aquí» dirigida por Lynne Ramsay.Lynne Ramsay hace patente está desconexión popular a través de planos donde la cámara nos aleja del personaje, poniendo óbices entre él y nosotros. La localidad queda plasmada como un ente que oprime al personaje a través de la reiteración de encuadres donde se destaca la urbe y los sonidos ensordecedores que produce. Las escenas donde Joe está en una estación de tren, que recuerdan, salvando las distancias, a ‘Hot fuzz’ , destacan la iniciativa que nos encontramos sosteniendo. Críticas de películas, noticias de cine, entrevistas a los actores, documentales, entregas de premios, galas… Todo lo mencionado y mucho más puedes encontrar en esta revista digital donde ponemos a tu predisposición la actualidad con vídeos y grabaciones de producción propia. El magistral montaje, apoyado por una banda sonora inmersiva transforman la experiencia en absorbente y desgarradora, aunque alejada de los cánones estructurales de los guiones (división en actos, progresión…).

\’En realidad, nunca estuviste aquí\’ toma una senda del thriller poco transitada últimamente. Salvo salvedades, el thriller contemporáneo con personaje atormentado o se desplaza en un terreno psicológico o vuelca su energía en la representación física, la mayoria de las veces por la vía de la crueldad explícita, de ese tormento. Ya que bien, Lynne Ramsay (\’Debemos charlar de Kevin\’) transporta aquí al máximo de manera impresionante una alternativa intermedia. Este es Joe, un matón a sueldo demacrado, oscuro y ultraviolento que anhela un rayo de luz en su constante desesperanza. Ese rayo de luz es Nina , la jovencita a la que trata de salvar durante toda la película, el casus belli de Joe, que le guía de principio a fin de la trama en su camino hacia una salvación que nunca llegará.

Crítica De La Película En Realidad Nunca Estuviste Aquí

En la película no escasean las imágenes violentas y explícitas, pero la directora las muestra de forma diametralmente opuesta a eso que habrían hecho Park Chan-wook, Nicolas Winding Refn u otros chefs cuya especialidad culinaria sea la venganza en plato frío con martillo humeante como guarnición. Para Ramsey no hay solamente probablemente violento que un corte de chato, nada tan inquietante como un fuera de campo. Sus individuos fríos te capturan en la atmósfera que desprende la cinta a través de la abundancia de primeros planos, datos, y el uso emotivo de la música.

Acude entonces hasta un autoservicio próximo, donde se ve con su dueño, Ángel, que le distribución un sobre que tenía escondido, y donde está el dinero por su trabajo, del que da una sección al tendero, que le dice que el tipo volvió a llamar y quiere verle inmediatamente. Lee libros sin ningún orden e igual comienza una página que lee hacia atrás y de manera frecuente tiene impulsos autodestructibles, ya que sufre trastorno de agobio postraumático, tras su paso por la Guerra del Golfo, colocando su cabeza en una bolsa de plástico o metiéndose una navaja en la boca. Fotogramas participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que quiere decir que Fotogramas recibe comisiones de las compras fabricadas a través de los backlinks a sitios de los comerciantes. La directora ha lijado prácticamente todo el argumento hasta quedarse con un esqueleto que solo nos deja ver al protagonista en movimiento y su instinto mortal. Un Joaquin Phoenix colosal haciendo una interpretación mayúscula en uno de sus mejores trabajos recientes.

Crítica De Sensacine Com Para En Realidad, Jamás Estuviste Aquí: Phoenix Driver

Su principal trabajo consiste en salvar a mujeres que son explotadas sexualmente. La vida de este dará un giro de 180º grados cuando deba socorrer a la hija individuo que aún no ha alcanzado la edad adulta de un político esencial. Cierto día, Joe , ex- veterano de guerra con trastorno de agobio postraumático, recibe el encargo de salvar a la joven hija de un político que fué raptada. Tras descubrir que está en las redes mucho más turbias de prostitución infantil, Joe desatará la violencia que reprime y estará presto a lo que sea con tal de socorrer a la inocente niña.

en realidad, nunca estuviste aquí

La fotografía no se queda atrás, con planos poco iluminados y otros bajo el mismo sol, otra cosa que puede salir de la boca de los más críticos son los acercamientos lentos y los planos largos que llegan a ser aun pretenciosos al no tener ningún valor mucho más que el de puente para cortar e proceder a la siguiente escena. En el tren de vuelta a la ciudad trata de atar los cabos de la trama, concluyendo que Votto vendió a Nina a la prostitución para ganarse a Williams, pero entonces se arrepintió, y sabedor de que Williams controlaba la policía, lo contrató a él y se suicidó. Luego, silenciosamente se aproxima a la escalera con el arma de McCleary y baja, finalizando, de 2 acertados disparos con los dos hombres que estaban abajo. Logra ingresar en su casa por el piso de arriba, yendo a la habitación de su madre, a la que encuentra en cama con un cojín en la cabeza, viendo que le dispararon. Entran tras ello 2 policías, uno de los cuales se transporta a la pequeña, quedándose el otro con Joe, que, pese a estar desarmado logra publicar la mesa contra él, sobre el que se abalanza, hasta conseguir terminar con él, sin que logren alcanzarlo sus disparos. Entra entonces en otra habitación donde halla a Nina, a la que baja a caballito tras amenazar a una mujer que llegaba en la habitación, a la que no golpea, pero si le quita el móvil, concluyendo con otro de los clientes del servicio al salir, tras pedirle a la niña que cierre los ojos.

De Todos Modos, Jamás Estuviste Aquí: Críticas

No me extraña que la llamen el taxi controlador moderno puesto que esta precisamente inspirada más que nada en el guion y la construcción de su personaje principal. Llegada la noche se aproxima discretamente al club, viniéndosele a la cabeza, mientras que espera recuerdos del tiempo en que fue agente del F.B.I., recordando una ocasión en que encontraron en un furgón sin ventilación decenas de cadáveres de pequeña orientales víctimas de trata, muertas por asfixia. Desde mi criterio esta película se puede describir con 2 palabras, obra de arte.

Ve, desesperado, de nuevo en la casa de su madre de qué forma tiene el frigorífico lleno de cosas caducadas, exponiendo su madre asimismo su demencia al preguntarle por Janice, la novia que tuvo 20 años atrás. Regresa entonces a Novedosa York, a casa de su madre, con la que vive, fijándose en un conjunto de muchachos que están en un edificio próximo. Indudablemente la película En realidad jamás estuviste aquí fue un prólogo del aguardado Oscar por la película Joker para Joaquin Phoenix. Aquí asimismo interpreta un personaje desbordado psicológicamente y ligado a su madre; cuya actuación necesita una recreación que destaca más que nada por su silencio, sus movimientos y sus miradas. Por que aquella muchacha asiática llora de aquella manera cuando Le solicitan a JOE que les saque una fotografía? Quizás esta sea la mejor película del año con su punto de humor negro, la madre de JOE precisaba su espacio y en el final lo logró en el fondo de un lago muy espacioso.

Cuando vi esta película realmente pensé que veía cine en estado puro ya que no había visto algo que me sorprendiera tanto en un buen tiempo. Los derechos de propiedad intelectual de las críticas corresponden a los que corresponden críticos y/o medios de comunicación de los que han sido extraídos. Filmaffinity no guarda relación alguna con el productor, productora o distribuidor/a de la película.

Por la tarde va a investigar el sitio y mira que hay cámaras de vigilancia, tras lo que asiste a una ferretería y compra material, comprando también sustancia. Joe verá al Senador al Union Club, y le entrega la nota que le dejaron donde solo ponía 235 Este con la 21, un club donde explotan sexualmente a pequeñas inferiores. Va a ver a McCleary por su nuevo trabajo, viendo que tiene el despacho lleno de flores y a él mal de la nariz porque es alérgico, contándole que le enviaron las flores la familia de la niña de Cincinnati en agradecimiento por haberles devuelto a su hija.